Cuestión de extremos

Vaya por delante que uno se siente muy orgulloso de ser español. Los españoles no somos perfectos, es más, tenemos unos cuantos defectos atemperados por algunas virtudes, como bien dice Don Pedro Garcia-Alonso.Y ahora mismo, mientras muchos países empiezan a preocuparse de cara a sus futuros goberantes, aquí no solo hemos cambiado ya de tercio, sino que se están buscando soluciones.

La noticia de estos días es, por supuesto, el ajuste más drástico de la historia de la democracia. Las primeras medidas para intentar salir del pozo en que nos encontramos han sido tomadas, y en las calles se escucha como cada uno intenta hacer oír su opinión sobre las mismas. Seguir leyendo

Humanizando todo lo humanizable

Buena época, las Navidades. Es el tiempo en el año en el que el mal parece ser realmente ilícito, y nos esmeramos en cultivar cuerpo y alma durante otro año, siguiendo el curso vital de la naturaleza donde la vida vence siempre a la muerte, y aquel refrán que dice que uno recoge siempre lo que siembra.

El caso es que, en estas fechas, además de comer turrón y ponernos morados a exquisiteces, algunos aprovechamos nuestro período vacacional para redescubrir una ciudad como Madrid, siempre con las mismas líneas pero diferente lectura entre las mismas. De este modo, hace poco me encontré con mi hermana en la exposición dedicada a Leonardo Da Vinci, y que lleva el jactancioso subtítulo de El genio.

Vaya por delante el hecho de que iba con prejuicio y sin orgullo a esta exposición: Mi total falta de inteligencia mecánica, la poca afinidad que tengo con el arte renacentista y mi creencia de que las ciencias en general, son pretenciosas y superficiales, me autorizaban en cierto modo a ello Seguir leyendo

Alemania, Merkel y economía varia.

Como en una buena partida de póker, donde hasta que todas las cartas no están sobre la mesa, no se sabe a quien le ha salido bien la apuesta, Angela Merkel  sigue subiendo el tanteo en su duelo contra Europa.

La última noticia es aquella prohibición de que el Banco Central Europeo ayude a los países del sur. ¿Por qué? No acierto a entenderlo. En mi escasa formación, he entendido que en la Unión Europea ha habido siempre un principio de subsidiariedad, para que los más necesitados de entre sus miembros pudiesen aprovechar la fuerza del resto para crecer y ayudar al bien común.

No obstante, la señora Merkel (que no ya Alemania) sigue firme en intentar Alemaniazar Europa, cuestión harto díficil e improbable, amparándose en una historia que, examinada a fondo, la hace llevar las de perder Seguir leyendo

Un lobo solitario y una deuda histórica

Decía John Steinbeck aquello de “”El cambio viene como una pequeña brisa que agita las cortinas al amanecer, viene como el discreto perfume de las flores silvestres, escondidas en la hierba.”y hoy, medio siglo después de estas palabras aun seguimos embebidos en bravatas de que podemos influir el curso de estos cambios.

No obstante, hemos creado un mundo que nos atrapa y sobrepasa, y bregamos cual salmones para intentar influir en algún pequeño cambio que al final no supone nada de cara al cómputo global. Se dice que la historia es cíclica y se repite, pero tal vez sea porque nuestras acciones siempre intentan trastocar lo inevitable. Volvemos a caer en los mismos errores y creemos que los hemos inventado nosotros. Seguir leyendo

Melancolía, literatura y arte.

Últimamente, el mundo parece estar de acuerdo en hacerme comprender que tengo cierta dosis  de melancolía en el alma. Mi hermana me dice que todo lo que hago contribuye a aumentar mi espíritu melancólico. El otro día, Jaime Conde-Salazar nos dijo textualmente “Escribir es un acto de melancolía, de intentar recordar lo que nunca permanece. Algo imposible con las limitaciones del lenguaje.” Y al abrir El País veo una entrevista a Pedro Moreno Meyerhoff , con el titular “Me gusta pintar lo que desaparece”

Esto me ha hecho reflexionar, sobre el arte, sobre la cultura en toda su extensión. Ya que en el fondo la cultura marca todas nuestras vidas y al reves ¿No? ¿Acaso la cultura no es un entretenimiento? Pensad en todo el mundo que abarrota las salas de cine, en la música que os acompaña en todos los trayectos, en la inexorable realidad de que todo el mundo siente algo al contemplar la Noche Estrellada,en los libros que una vez se materializaron en historias mientras pasabáis sus páginas. ¿Es la cultura un monumento a la desaparición? Seguir leyendo

La CELAC y los precolombinos modernos

Leo en las noticias que los paíse de Latinoamérica y el Caribe se unen en la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), un proyecto surgido en 2010 que tiene su primera cumbre estos días. En esta cumbre, en esta unión, se pretende escudar la economía de latinoamerica, que, pese a que nadie parezca prestarle atención, está experimentando un crecimiento imparable y que presagia mayores.

Hacen bien los latinoamericanos en crear esta Unión, y son valientes, valientes por hacerlo en un contexto en el que la gran Unión de países europea está en la cuerda floja. No obstante, será mucho más fácil que Suramérica salga adelante, pues estos países tienen la virtud de llevar a la práctica aquellas buenas ideas que se teorizan en Europa, pero a las que antiguos odios e individualidades varias impiden una salida práctica.

No lo digo yo, lo dice la historia. En aquellos países han conseguido triunfar cosas como el populismo (en el buen sentido del término) mientras aquí todavía no sabemos si con populista nos referimos al general De Gaulle o a Margaret Thatcher, y cuando aquí todavía intentamos dilapidar si debemos superar el liberalismo clásico, Latinoamérica ya tiene una experiencia clásica en controlar al gobierno a través de movimientos de la población, marcando la agenda del mismo en un neoliberalismo envidiable. Seguir leyendo

Europa y el Edén

Como ya dije anteriormente, vivimos tiempos convulsos. Aunque el panorama internacional no es una de mis especialidades, pues creo que bastante complejo es ya un territorio limitado como para intentar comprender cada uno individualmente y su relación con el resto, no puedo evitar ser europeo.

De este modo, al no poder evitar ser europeo, me preocupa todo lo que está pasando con Europa. Esos bandos enfrentados, sin moderación, obligando a posicionarse a gente que ni sabía la competencias de la Unión. Euro sí o euro no, Europa sí o Europa no, rescatar o no rescatar… cual en una obra Shakespeaeriana, todo parecen cuestiones virulentas y enfrentadas sin resolver. Se está llegando a un extremo en el que parece que nos ceñimos al viejo primer principio de la guerra, el ser el último en morir. Seguir leyendo