Archive for 24 febrero 2012

Primavera valenciana, primavera romana.

No sé si os pasa a vosotros, pero muchas veces recuerdo lo que me estaba leyendo cuando me pasó algo. O tal vez recuerde algo al recordar algún libro que me leí. No tengo claro cual es la acción y cual la reacción. Pero creo que esto va relacionado porque, muchas veces, lo que estamos leyendo nos ayuda a enmarcar el mundo de una manera determinada. Relacionamos la vida que vivimos con la que sentimos al leer.

Ahora mismo, el tema más importante es el de la Primavera Valenciana. ¿Por qué? Porque es francamente vergonzoso lo que ha pasado, una atentado a la libertad de expresión y a los derechos humanos. La represión gratuita y brutal, el intentar callar con el miedo la voz del pueblo es algo propio de una dictadura. Aunque se consiga, el silencio no duerme las ideas, y la opinión latente, lo que piensa la gente, seguirá estando ahí. Sigue leyendo

Anuncios

Mal de muchos…

Hoy, vivimos tiempos controvertidos. La reforma laboral propuesta por el Gobierno no ha sentado bien a una parte de la sociedad que se echa a la calle para protestar contra la misma, como viene siendo habitual. De hecho, desde el 15-M parece viva esa opinión latente de manifestarse ante cualquier desacuerdo. ¿Para qué? Quien sabe. La política social normalmente, para bien o para mal, no sigue esos derroteros.

El caso es que podíamos estar peor. Mucho peor. Una situación bastante más díficil se está viviendo no muy lejos de aquí. En Grecia, el echarse a la calle es el pan suyo de cada día para protestar contra los recortes, que, en su caso, si que son demoledores. Ya lo dice el refrán. “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar” Sigue leyendo

Poder irresponsable

En medio de un tiempo en que nacionalmente estamos viviendo una serie de cacicadas por parte del Gobierno, las noticias llegan desde el Consejo de Seguridad de la ONU, donde se ha producido un particular abuso de poder por parte de Rusia y China , que han vetado la intervención de la organización internacional en Siria.

Dice el refrán que, el que no se consuela es porque no quiere, pero realmente esta actuación demuestra lo lamentable de las Naciones Unidas, una organización nacida con tintes y apariencias democráticos, pero que realmente es una oligarquía y de las peores.

¿De que sirve la ONU en el momento en que se convierte en una herramienta más al servicio de la política exterior de los más podersos? No tiene ningún sentido que las naciones se reunan y discutan si 188 de ellas no tienen posibilidades reales de hacer nada. Como se suele decir “Si hay que ir, se va. Pero ir pa’ na es tontería.” Sigue leyendo