Cultura de Megaupload

Al fin estalló. Como un globo que se hincha tanto que al final revienta, así pasó con la lucha por la propiedad intelectual, un tema candente y díficil desde la llegada de Internet.

Con todo el mundo pendiente de la resolución de la ley SOPA (Una ley que se trata de explicar en diversos sitios) el FBI, en un movimiento sorprendente, cerró la conocida web Megaupload, provocando un efecto dominó de otras webs de descargas que se vieron amenazadas y provocando un gran descontento social en la comunidad de Internet.

Sinceramente, estos días he podido leer opiniones que han ido degenerando con el paso de las horas, desde que esto era una cacicada que atentaba contra la libertad de todo el planeta, a que volvía el fascismo o que el mundo se iba a convertir en un paradgima de ese 1984 de Orwell. Mi reflexión para con esta situación fue mucho más simple, pues simplemente me pregunto ¿Qué clase de mundo hemos creado que el hecho de una vida sin descargas ilegales es impensable?Aunque esta idea no es de la más apreciada estos días, y alguno dirá que soy un fascista o algo asó, defiendo que la propiedad intelectual debe estar regulada. El trabajo de alguien no es patrimonio universal y gratuito desde el momento de su creación, debe reportar algun beneficio a su impulsor pues es su trabajo.

¿Que las industrias culturales encarecen demasiado los productos? Es innegable. Yo la mayoría de los libros me los compro de segunda mano en el rastro. Pero eso exige un cambio en el modelo de la industria. La ley de la propiedad intelectual, al menos en España, es el último bastión de los creadores para aprovechar su talento.

Una cosa más digo: tan creadores, y beneficiarios por tanto de esta ley, son las grandes productoras, esas que apenan tienen perdidas, como los productores de cine independiente que viven de ser directores, productores, guionistas y patrocinadores, o los cantantes que se tienen que pagar su estudio para sacar un disco. Y las minorias también necesitan protección.

Por tanto, no creo que esto sea un atentado contra la libertad, el fin del último bastión libre del mundo o que vaya a desencadenar la Tercera Guerra Mundial. Simplemente, creo que hay que verlo como una oportunidad de reiniciar el sistema, un cambio al que tendremo que adaptarnos. La generación del todo gratis no podía ser perpetúa, y tal vez ahora, gracias a estos, demos el primer paso para entender esto.

No puedo finalizar esto sin poner unas palabras sobre las protestas de John Grisham, el rey de la literatura de juicios y leyes, que en El Informe Pelícano dice

Para él, la libertad de expresión significaba libertad de rebelión[…]

Su ideología era sencilla: el gobierno por encima de los negocios, el individuo por encima del gobierno, el medio ambiente por encima de todo lo demás. Y en cuanto a los indios, entregarles todo lo que quisieran.

Los chillidos, las oraciones, los cantos, los cánticos y el griterío aumentaron de volumen, y los policías antidisturbios se acercaron aun más unos a otros. La manifestación era mayor y más vociferante que en los últimos años. Había aumentado la tensión. La violencia se había convertido en algo común. Habían estallado bombas en clínicas abortistas. Algunos médicos habían sido atacados y apaleados. Uno había sido asesinado en Pensacola: atado y amordazado en posición fetal y abrasado con ácido. Todas las semanas tenían lugar luchas callejeras. Activistas homosexuales habían profanado iglesias y atacado sacerdotes. Los partidarios de la supremacía blanca operaban al amparo de una docena de conocidas y sombrías organizaciones paramilitares, y atacaban cada vez con mayor descaro a los negros, hispanos y asiáticos. El odio era ahora el pasatiempo predilecto en Norteamérica.

Y el Tribunal, evidentemente, era un objetivo fácil

 

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Admiradora secreta on enero 23, 2012 at 18:33

    Asesinar presidentes: tolerable.
    Invadir países: tolerable.
    Guantanamo: tolerable.
    Bajar música: inadmisible.

    Manipular la historia: tolerable.
    Envenenar los cultivos: tolerable.
    Condicionar la opinión pública: tolerable.
    Criminalizar las luchas sociales: tolerable.
    Envenenar el agua: tolerable.
    Manipular el clima y la atmósfera: tolerable.
    Compartir información con derecho de autor: inadmisible.

    Convertir la salud en negocio: tolerable.
    Explotar niños y comunidades enteras: tolerable.
    Controlar las riquezas: tolerable.
    Introducir enfermedades fabricadas en laboratorios: tolerable.
    Ocultar información sobre exopolítica: tolerable.
    Proteger a los bancos a toda costa: tolerable.
    Endeudar al mundo con dinero falso: tolerable.
    Destruír hectáreas de naturaleza virgen: tolerable.
    Monopolizar los recursos: tolerable.
    Controlar tu privacidad: tolerable.
    Suprimir la libre expresión: tolerable.
    Permitir el abuso policiaco: tolerable.
    Fingir una guerra en contra del mercado de las drogas del que participan ampliamente: tolerable.
    Permitir el abuso contra los animales: tolerable.
    Bajar una película: ¡inadmisible!

    (Doris Vais)

    Responder

    • Posted by Miguel de la Asuncion on enero 23, 2012 at 18:55

      Por supuesto que hay cosas más urgentes, delictivas, peligrosas, desagradables, deleznables,denunciables, radicales, depravadas, y que requieren atención (y soluciones) Nadie dice que no. Pero lo cortés no quita lo valiente.

      Esto pretende ser simplemente un punto de vista sobre una sentencia que a algunos, por lo visto, les parece apocalíptica, y que yo sinceramente digo que no es para tanto. Y más comparándolo con todo lo que has citado (por cierto, bonito texto) ¿De verdad es tan importante el hecho de las descargas con todo lo que hay por lo que luchar? Eso merecería otra reflexión.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: