Del territorio y la Unidad

Asumámoslo, nuestro país está lleno de melodramatismo. En seguida hacemos montañas de granos de arena y la sangre llega al río sin necesidad de aguzar ningún filo. Podemos permitirnos esto porque somos una nación de gentes iguales. En España no conocemos ese concepto de “Ethnicities” que en otros países es la base, sumergida o no, de la sociedad.

Es verdad, en el fondo aquí nuestra máxima controversia llega cuando no sabemos si decir A Coruña o La Coruña o si debemos hablar de Lleida o de Lérida. Sinceramente, en el fondo todo eso son chorradas (y que conste que yo soy defensor de mantener la libertad de cada uno y decir Lleida)

Por eso debo reconocer, por muy mal que me caiga, lo acertado de las palabras de Carmé Chacón “Nos equivocamos primando el discurso territorial frente al social”. Claro que os equivocasteis. Pero pregunto ¿No es eso lo que se quería?Personalmente, cualquier clase de nacionalismo me parece una soberana estupidez, aunque si soy firme partidario del regionalismo, el querer que cada región conserve su identidad histórica, que para eso todo milimetro de esta tierra ha sudado y sangrado por España, y aporte diversidad a una causa mayor, y otra muy distinta es el nacionalismo.

La pregunta es ¿Nacionalismo por qué? ¿Por historia, por lengua, por cultura? El gran error de nuestra Constitución es darles la categoría de naciones a uno y de regiones a otro, cuando todos tienen su cultura y su historia. Cantabria resistía a los romanos cuando Cataluña estaba conquistada. Don Pelayo, asturiano, sentó las bases para la reconquista de una Andalucía sometida. ¿Desde cuando empezamos a contar la historia?

La cacicada de nombrar naciones a unos y regiones a otros en la transición para intentar contentar a todos nos ha costado muy cara, tan cara como el Estado de Autonomías. Las Autonomías son las que arruinan a España, que no puede pretender que todos arrimemos el hombro para salir de la situación en que nos encontramos cuando cada ayuntamiento hace la guerra por su cuenta y abusa de los privilegios concedidos.

En serio, ahora a todo el mundo le parece muy bien la noticia de que pueden revisar previamente los presupuestos autonómicos. La pregunta es ¿Por qué eso no se hace desde hace años? ¿Nadie mas ve la cuestión, no ya lógica, sino necesaria, de tener esto medianamente regulado?

Ya lo decía Maquiavelo, cuando hablaba de las ciudades y los gobernantes. . En su obra El Príncipe pueden leerse algunas líneas que son de utilidad:

“De aquí que el nuevo príncipe tenga por enemigos a cuantos ha ofendido al ocupar el principado, y que no pueda conservar por amigos a los que le colocaron en él, a causa de no serle posible satisfacer su ambición en la medida en que ellos se habían lisonjeado, ni emplear medios rigurosos para reprimirlos, en atención a las obligaciones que le hicieron contraer con respecto a si mismo. Por muy fuertes que sean los ejércitos del príncipe, éste necesita siempre el favor de una parte, al menos, de los habitantes de la provincia, para entrar en ella.[…]

si ha de conservarlas, necesita dos cosas: la primera, que se extinga el linaje del príncipe que poseía dichos Estados; y la segunda, que el príncipe nuevo no altere sus leyes, ni aumente los impuestos. Con ello, en tiempo brevísimo, los nuevos Estados pasarán a formar un solo cuerpo con el antiguo suyo. Pero cuando se adquieren algunos Estados que se diferencian del propio en lengua, costumbres y constitución, las dificultades se acumulan, y es menester mucha sagacidad y particular favor del cielo para conservarlos. “

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: