Archive for 31 enero 2012

Pequeños grandes cambios

Hoy, en las semis de la Copa del Rey, el Athletic visita al Mirandés, el equipo que de un tiempo a esta parte se ha hecho más famoso en España precisamente por su trayectoria en este torneo. Probablemente esta noche, salvo los incondicionales del Bilbao, media España apoye al Mirandés.

Yo, particularmente, he sido siempre de equipos pequeños, de esos llamados sufridores ¿Por qué? Pues porque creo que tiene mucho más sentido. Cuando la victoria se convierte en una rutina o en una obligación, lo único que puede suceder es que se pase mal cuando llegue una derrota. Pero cuando no se da por sentada una victoria, se disfruta mucho más.

Este es el caso del equipo de Miranda del Ebro, que acabe donde acabe, ha triunfado, escribiendo otro capítulo en esa clásica historia de David y Goliat, queriendo demostrar una vez más que no es necesaria una gran alteración para cambiar el mundo, sino que muchos pequeños cambios pueden conseguirlo. Sigue leyendo

Anuncios

Cultura de Megaupload

Al fin estalló. Como un globo que se hincha tanto que al final revienta, así pasó con la lucha por la propiedad intelectual, un tema candente y díficil desde la llegada de Internet.

Con todo el mundo pendiente de la resolución de la ley SOPA (Una ley que se trata de explicar en diversos sitios) el FBI, en un movimiento sorprendente, cerró la conocida web Megaupload, provocando un efecto dominó de otras webs de descargas que se vieron amenazadas y provocando un gran descontento social en la comunidad de Internet.

Sinceramente, estos días he podido leer opiniones que han ido degenerando con el paso de las horas, desde que esto era una cacicada que atentaba contra la libertad de todo el planeta, a que volvía el fascismo o que el mundo se iba a convertir en un paradgima de ese 1984 de Orwell. Mi reflexión para con esta situación fue mucho más simple, pues simplemente me pregunto ¿Qué clase de mundo hemos creado que el hecho de una vida sin descargas ilegales es impensable? Sigue leyendo

Del territorio y la Unidad

Asumámoslo, nuestro país está lleno de melodramatismo. En seguida hacemos montañas de granos de arena y la sangre llega al río sin necesidad de aguzar ningún filo. Podemos permitirnos esto porque somos una nación de gentes iguales. En España no conocemos ese concepto de “Ethnicities” que en otros países es la base, sumergida o no, de la sociedad.

Es verdad, en el fondo aquí nuestra máxima controversia llega cuando no sabemos si decir A Coruña o La Coruña o si debemos hablar de Lleida o de Lérida. Sinceramente, en el fondo todo eso son chorradas (y que conste que yo soy defensor de mantener la libertad de cada uno y decir Lleida)

Por eso debo reconocer, por muy mal que me caiga, lo acertado de las palabras de Carmé Chacón “Nos equivocamos primando el discurso territorial frente al social”. Claro que os equivocasteis. Pero pregunto ¿No es eso lo que se quería? Sigue leyendo

Cuestión de extremos

Vaya por delante que uno se siente muy orgulloso de ser español. Los españoles no somos perfectos, es más, tenemos unos cuantos defectos atemperados por algunas virtudes, como bien dice Don Pedro Garcia-Alonso.Y ahora mismo, mientras muchos países empiezan a preocuparse de cara a sus futuros goberantes, aquí no solo hemos cambiado ya de tercio, sino que se están buscando soluciones.

La noticia de estos días es, por supuesto, el ajuste más drástico de la historia de la democracia. Las primeras medidas para intentar salir del pozo en que nos encontramos han sido tomadas, y en las calles se escucha como cada uno intenta hacer oír su opinión sobre las mismas. Sigue leyendo