Melancolía, literatura y arte.

Últimamente, el mundo parece estar de acuerdo en hacerme comprender que tengo cierta dosis  de melancolía en el alma. Mi hermana me dice que todo lo que hago contribuye a aumentar mi espíritu melancólico. El otro día, Jaime Conde-Salazar nos dijo textualmente “Escribir es un acto de melancolía, de intentar recordar lo que nunca permanece. Algo imposible con las limitaciones del lenguaje.” Y al abrir El País veo una entrevista a Pedro Moreno Meyerhoff , con el titular “Me gusta pintar lo que desaparece”

Esto me ha hecho reflexionar, sobre el arte, sobre la cultura en toda su extensión. Ya que en el fondo la cultura marca todas nuestras vidas y al reves ¿No? ¿Acaso la cultura no es un entretenimiento? Pensad en todo el mundo que abarrota las salas de cine, en la música que os acompaña en todos los trayectos, en la inexorable realidad de que todo el mundo siente algo al contemplar la Noche Estrellada,en los libros que una vez se materializaron en historias mientras pasabáis sus páginas. ¿Es la cultura un monumento a la desaparición?

Yo creo que no. Se cambian siempre las formas, pero no el fondo. Aun leemos a Dostoievski porque meditamos sobre la validez del nihilismo, en lugar de quedarnos anclados en la contextualización de la sociedad rusa del XIX. Aun nos asombramos con las ambiciones del joven Sorel de Stendhal y eso que no entendemos los entresijos de la Restauración francesa.Aun seguimos acudiendo a los teatros a ver la tragedia de Romeo y Julieta cuando la nobleza italiana se extinguió hace ya tiempo.

Obviamente el mundo cambia, todo cambia aunque no nos guste o nos esforcemos en creer que no es así. Pero las ideas no son efímeras, la mentalidad del ser humano sigue vigente, y es a través del arte como sabemos que las inquietudes que tenemos hoy día no son novedosas. En el fondo pues, la idea que tengo es que la cultura no representa lo que se va, sino que representa lo importante, las ideas y sentimientos, convirtiéndolas en nuevas para su tiempo.

Así pues, los cambios nos parecen mucho más exagerados de lo que son en realidad. En el fondo, es una multitud de pequeños cambios a los que no hacemos ni caso la que luego, en el cómputo global, forman una evolución (o involución, depende)

Pero en el fondo,a los individuos nos pasa lo mismo. Cambiamos, sin tener muy claro como. Vemos como pasan los años, y nos cunde la frase de que habrá tiempos mejores. Y así vemos como los pequeños cambios se producen mientras los miramos de refilón hasta que, de golpe, nos vienen todos.

Ya lo escribió Guy de Maupassant, novelista del montón, cuentista inmejorable, en Fuerte como la Muerte. Dijo así:

No podía dormir cuando se acostaba; encendía una luz y permanecía con los ojos abiertos, considerando que los insomnios y los disgustos apresuraban la obra del tiempo; escuchaba en el silencio de la noche el “tic-tac” de su reloj, que parecía murmurar monótona y regularmente: –¡Más! ¡Más! – y su corazón se dolía de tal modo con aquel sufrimiento que lloraba de desesperación mordiendo la sábana.

 Antes tuvo, como todos, noción de los años que pasaban y los cambios que traían, y como todos también se había dicho cada invierno, cada verano o cada primavera: “He cambiado mucho desde el años pasado”. Pero seguía hermosa, con pequeña diferencia, y no se inquietaba. Al presente, en vez de hacer constar tranquilamente la marcha lenta de las estaciones, acababa de descubrir y comprender la fuga formidable de los momentos, se le había revelado súbitamente aquel deslizamiento de las horas, aquella carrera imperceptible, enloquecedor cuando se piensa”

Por suerte, nos quedar el arta como baza para combatirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: