Alemania, Merkel y economía varia.

Como en una buena partida de póker, donde hasta que todas las cartas no están sobre la mesa, no se sabe a quien le ha salido bien la apuesta, Angela Merkel  sigue subiendo el tanteo en su duelo contra Europa.

La última noticia es aquella prohibición de que el Banco Central Europeo ayude a los países del sur. ¿Por qué? No acierto a entenderlo. En mi escasa formación, he entendido que en la Unión Europea ha habido siempre un principio de subsidiariedad, para que los más necesitados de entre sus miembros pudiesen aprovechar la fuerza del resto para crecer y ayudar al bien común.

No obstante, la señora Merkel (que no ya Alemania) sigue firme en intentar Alemaniazar Europa, cuestión harto díficil e improbable, amparándose en una historia que, examinada a fondo, la hace llevar las de perderAlemania aun recuerda la famosa inflacion de Weimar. La fama de ahorrador del pueblo alemán es merecida, y está claro que con esta solución propuesta Europa solo saldría a corto plazo de su crisis , y a la larga si la unión fiscal no sale adelante los grandes perdedores serían los países que ahora mismo se están manteniendo más o menos constantes.

Pero es que a partir de una solución a corto plazo se puede construir una a largo. Hay que barrer los escombros antes de limpiar de nuevo. Merkel no se da cuenta de que con su postura de obcecado mantra negativo, sin darse cuenta de que el resto lo está pagando. La deuda alemana se mantiene bajo mínimos, sí, pero ¿Qué pasa con el resto? No es ya que los tipos de interés aumenten, como es normal, en España o Italia. Señores, es que mientras la canciller sigue con su manía de encajonarse en una postura caduca y declararlo a los cuatro vientos, están subiendo los tipos de Bélgica, y están subiendo los tipos incluso de su gran aliada, Francia.

Vamos, que se está volviendo al viejo debate de que no vale de nada que un jugador haga buenos números si el equipo no obtiene la victoria.En fin, en la propia Alemania se están dando cuenta de que necesitan ser un poco más europeístas y creer en un proyecto que sobrepasa ambiciones, hombres y países individuales, y en el que a veces parece que lo unico que hace falta un poco de fe mezclado con un mínimo de voluntad.

Recuerdo que hace un par de años me leí Proteo de Morris West, un libro sumamente recomendable a todos aquellos amantes de las relaciones internacionales, y hoy quiero recordar algunas de las conclusiones que aparecen en dicho tomo. Dice así:

“Lo habían arrinconado contra una pared,y las espadas le rozaban el cuello. Una vez que lo tuviesen desarmado,el juego habría concluido; y las liberaciones simbólicas, incluso si se llegaba a eso, serían la única y definitiva ventaja. Detenidos de categoría secundaria, seres vacíos y destruidos, a quienes los carceleros de buena gana devolverían a la compasión del mundo. Las promesas delos gobiernos carecían de valor. Spada había visto tantos documentos que no podía ignorar cuánto valían esos papeles. Antes de que uno pudiese extraerles un sentido, y mucho menos una fórmula realmente aplicable, podía litigarse durante diez años y en el camino alimentar a un ejército de abogados.

¿Compasión? Anatoly Kolchak lo había dicho sin rodeos: los hombres tienen corazón; los rusos, los norteamericanos, los chilenos, los chinos,todos tenían corazón; pero los estados, las naciones, las juntas carecían de él. Eran ídolos con los vientres huecos, y los llenaban con los huesos chamuscados de los niños. Quién sabe por qué extraño juego de la memoria evocó una imagen de Rudolf Hess, viejo, quebrado y loco,sentado en la cárcel de Spandau, un hombre a quien se le negaba la más mínima compasión, mientras otros, mil veces más culpables engordaban en la libertad. Eso era el arte del gobierno. Eso era la política. Ése era el juego del poder llevado al absurdo definitivo y más obsceno”

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: